lunes, 3 de febrero de 2014

PLAYAS AZULES PARA LA VIDA HACEN POSIBLE LA PRESERVACIÓN DEL AMBIENTE

Mostrando 2.jpgMostrando 1.jpg El 2013 se convirtió en un año lleno de retos que fueron superados poco a poco con la implementación de estrategias que marcaron pauta para la recuperación de espacios turísticos, a través de la voluntad y participación popular en la limpieza de playas de las costas venezolanas.

El Gobierno Bolivariano, presidido por el Presidente de la República, Nicolás Maduro, desde su inicio de gestión, expresó su interés por la recuperación de distintos destinos turísticos, con el fin de darle prioridad a los objetivos enmarcados en el Plan de la Patria heredado del Comandante Eterno, Hugo Rafael Chávez Frías, en el que busca canalizar las bases económicas para la Venezuela Potencia.

A raíz de esto, el Ministerio del Poder Popular para el Turismo (Mintur), hizo un llamado a la comunidad para hacer posible la preservación del ambiente, y con ello lograr un turismo sustentable mediante la ecología y todo lo que esto implica.

Los estados Falcón, Vargas, Nueva Esparta y dependencias federales como isla La Tortuga, fueron los primeros destinos en el que voluntarios de distintos lugares del país, se sumaron para la recolección de desechos sólidos.

Este movimiento tuvo un impacto positivo, ya que se logró la limpieza de las orillas de playas que eran transitadas por una alta cantidad de turistas, pero que irresponsablemente, arrojaban los desechos generados durante su estadía en las playas y lugares aledaños.

El compromiso por la vida en isla La Tortuga

Isla La Tortuga, se encuentra en el mar Caribe, y su extensión territorial la posiciona como la segunda isla más grande de Venezuela, además de ser considerada virgen ya que no ha sido explotada por la mano humana, pero sin embargo su posición geográfica, la hacía receptora de los desechos sólidos que eran arrojados al mar desde costas cercanas como Higuerote o la isla de Margarita.

Sin embargo no sólo eso contribuía con su contaminación, pues personas con alto nivel adquisitivo, llegaban a ella y dejaban la basura en sus orillas, además de incurrir en actividades ilícitas como la adquisición de infraestructuras que rompían con los reglamentos básicos contemplados en la Ley de Zonas Costeras, en la que su construcción dentro de los 80 metros desde las orillas, es considerada una amenaza para el entorno ambiental y la vida submarina.

Más de 700 voluntarios participaron en su limpieza, y más de 200 toneladas de basura fueron recolectadas en 6 jornadas. Estos resultados fueron solo un ejemplo de lo que el Poder Popular logró durante los meses consiguientes desde la implementación del plan de limpieza, ya que en el despliegue de estas labores en las playas de Falcón, Vargas y Nueva Esparta, levantaron la bandera azul de playas Chéveres.


Una voluntad que contagia bondad

Así como el verde refleja vida ante la imponente naturaleza, el azul inspira salud, frescura y pureza, aquella que las playas venezolanas poseen, pero que se encuentran opacadas por la capa gris de la irresponsabilidad y el descuido del hombre. El proyecto de Playas Azules para la Vida, implementado por el Gobierno Bolivariano, a través de Mintur, busca hacerlas brillar nuevamente con luz propia y realzar sus potencialidades naturales.
 
Mostrando 7.jpg
Finalizando el año 2013, en Chichiriviche, pueblo ubicado en el municipio Monseñor Iturriza del estado Falcón, una carrera de 10 kilómetros inició un ciclo de reflexión para sus habitantes y visitantes, así como también un concierto con artistas nacionales como José Alejandro y su banda, Bituaya, De Kalafary y Dame pa´ Matala, quienes a través de sus letras difundían un mensaje de sensibilización que fortalecen el ecoturismo.

Al iniciar el 2014, las actividades planificadas para el Parque Nacional Morrocoy y todas aquellas playas que se encuentran dentro de las Zonas de Interés Turístico (ZIT), llevan el emblema de la vida mediante un Ecosocialismo que buscar redirigir la conciencia hacia la preservación y conservación de todos aquellos espacios vitales para la supervivencia del ecosistema.

Playas Azules para la Vida, lleva consigo un espacio para nutrir conciencias y enfocar el sentido de pertenencia al cuidado y control de las costas venezolanas, y así garantizar tanto a visitantes como a propios, momentos inolvidables que los hagan volver por tener un alto nivel ecoturístico. (FIN/Juan Carlos Baltazar)
  (Prensa Mintur).-

No hay comentarios:

Publicar un comentario