martes, 12 de marzo de 2019

Venezuela informa de que casi la totalidad del suministro eléctrico ha sido restablecido

Pdte. Maduro: A 5 días del ciberataque, tenemos la victoria

Pdte. Maduro instala comisión de investigación del cibertataque

Rusia rechaza llamado de EEUU de suspender compra de crudo venezolano

Informan restablecimiento de energía eléctrica en casi toda Venezuela

Investigación del @nytimes revela la quema de supuesta ayuda humanitaria por un opositor (VÍDEO)

Forbes: Es realmente probable un ataque cibernético desde EE. UU. al sistema eléctrico venezolano



La denuncia que hizo el gobierno de Venezuela sobre el ataque cibernético contra el sistema informatizado de control de la Central Hidroeléctrica Simón Bolívar (Guri) en el estado Bolívar y que derivó en la interrupción de la energía eléctrica en más de 80% del territorio nacional “es muy realista”, a decir del experto en Big Data e Inteligencia Artificial, Kalev Leetaru.

En un artículo publicado por la revista Forbes, advirtió sobre la posibilidad de que los gobiernos recurran “cada vez más a la guerra cibernética por su cuenta o como parte de una guerra híbrida”.

Esto “para debilitar a un adversario antes de la invasión convencional o para efectuar una transición forzosa y negativamente en un gobierno extranjero”, señaló.

“Interrumpir el suministro de energía y agua, interrumpir los patrones de tráfico, frenar o interferir con el acceso a Internet, hacer que los hogares inteligentes se desordenen e incluso desencadenar remotamente los derrumbes en las centrales nucleares fueron temas cada vez más discutidos en la comunidad de seguridad nacional en ese momento como legítimos y legales tácticas para socavar un Estado extranjero”, develó.

Leetaru afirmó que “es probable que EE.UU. ya tengan una presencia profunda dentro de la red nacional de infraestructura del país, lo que hace que sea relativamente sencillo interferir con las operaciones de la red”.

“El poder de corte en la hora pico, asegura un impacto máximo en la sociedad civil y un montón de imágenes mediáticas post-apocalípticas, encaja perfectamente en el molde de una operación de influencia tradicional”, explicó al tiempo que destacó la potencia de estos ataques y lo difícil que resulta la comprobación de su origen.

“Dichas interrupciones pueden hacer que una población se vuelva rápidamente en contra de su gobierno y, al mismo tiempo, hace que sea casi imposible probar definitivamente la intervención extranjera”, indicó

El analista no descartó que “es probable que los ataques de infraestructura cibernética continúen creciendo como un arma de la guerra moderna”. / DUMO