jueves, 3 de abril de 2014

Venezuela exige respeto a la Unión Europea y rechaza declaraciones injerencistas

El Gobierno de Venezuela rechazó este miércoles las declaraciones emitidas el pasado viernes 28 de marzo por Maja Kocijancic, portavoz de Catherine Ashton, Alta Representante para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad de la Unión Europea (UE), por considerarlas “injerencistas, injustificadas y sin fundamento, por cuanto no se corresponden con la realidad”.

A través de un comunicado, el Ministerio de Relaciones Exteriores exigió respeto a la UE, y denunció las difamaciones hacia el Gobierno venezolano por parte de algunos de sus funcionarios, quienes han cuestionado la institucionalidad democrática en el país.

En el documento, el Gobierno Nacional reiteró que Venezuela es un país “internacionalmente conocido y respetado como un territorio de paz, defensor a ultranza de los derechos humanos integrales de todos los ciudadanos” y recordó que “ha mantenido siempre las puertas abiertas al diálogo con las distintas fuerzas políticas que hacen vida en el país”.

A continuación el texto completo del comunicado:

La República Bolivariana de Venezuela rechaza categóricamente las declaraciones emitidas el pasado viernes 28 de marzo por Maja Kocijancic, portavoz de Catherine Ashton, Alta Representante para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad de la Unión Europea, por considerarlas injerencistas, injustificadas y sin fundamento, por cuanto no se corresponden con la realidad.

Nuestro país es internacionalmente conocido y respetado como un territorio de paz, defensor a ultranza de los derechos humanos integrales de todos los ciudadanos. La libertad de expresión, de asociación y de asamblea están garantizados en la Constitución Nacional, como derechos civiles inalienables y así respetados, observados y defendidos por el Gobierno venezolano liderado por el Presidente Nicolás Maduro Moros. El vandalismo, la violencia, la instigación a delinquir, la xenofobia, así como el asesinato de ciudadanos y funcionarios del orden público ejecutados por grupos violentos y armados de la oposición venezolana, es contrario a la vocación de paz y tolerancia de nuestro pueblo.

El Gobierno venezolano ha mantenido siempre las puertas abiertas al diálogo con las distintas fuerzas políticas que hacen vida en el país.

Es así como el Gobierno Venezolano exige a la Unión Europea respeto hacia nuestra nación y sus instituciones, a la vez que denuncia ante los pueblos del mundo las infamias que ha sufrido Venezuela por parte de algunas autoridades de la Unión Europea quienes, desde mediados de febrero de 2014, han emitido una serie de Declaraciones, Resoluciones y cuestionamientos con el más insolente tratamiento a la institucionalidad democrática de Venezuela.

El Estado venezolano reitera su firme voluntad de promover un clima de paz, estabilidad y convivencia entre todo el pueblo venezolano y hace un llamado a los países de la Unión Europea a observar con mayor objetividad las agresiones que sufre una nación democrática, así como las decisiones que han debido adoptar los órganos jurisdiccionales ante tales actos, además de los esfuerzos del Presidente Nicolás Maduro Moros por promover un diálogo nacional, convocando una Conferencia Nacional por la Paz, con el acompañamiento de la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR).

Por último, el Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela, reitera su deseo de mantener y profundizar sus relaciones con la Unión Europea y sus Estados miembros, tanto a nivel bilateral como birregional por medio de la CELAC y el MERCOSUR, pero con pleno respeto a la soberanía y el total apego al principio fundamental de no injerencia en los asuntos internos de los Estados.

Caracas, 02 de abril de 2014

AVN

No hay comentarios:

Publicar un comentario