domingo, 24 de agosto de 2014

Sundde cree en la sistematización y el control para proteger la economía de los venezolanos


Foto: Archivo

Frenar el contrabando interno, controlar los precios, incrementar las fiscalizaciones, implementar captahuellas, sistematizar los procesos de abastecimientos, son algunas de las acciones emprendidas por la Superintendencia nacional para la Defensa de los Derechos Socioeconómicos (Sundde), en la nueva arremetida contra la guerra económica y el contrabando.

Estas acciones fueron detalladas por Andrés Eloy Méndez, superintendente nacional para la Defensa de los Derechos Socioeconómicos, durante la entrevista realizada por José Vicente Rangel, en el programa José Vicente Hoy.

Méndez destacó que al hablar del tema de precios y el comercio en Venezuela, se debe recordar que “hemos tenido una cultura y una economía con una estructura especulativa durante décadas”, que afecta a la población, y que si bien “a nadie se le puede exigir que trabaje a pérdidas, pero tampoco se puede permitir que especule”, dijo asegurando que a muchos sectores no les gusta el control, pero es necesario para restablecer el orden, tal como se aplica en otros países del mundo.

En este sentido, destacó que los empresarios tienen hasta el 3 de octubre para registrarse en el Sundde, para formar parte del sistema. “A veces se le pide al pueblo que se ponga en cintura y no al empresario”, dijo.

Consultado sobre diversos temas que inquietan a la opinión pública, el Superintendente descartó que se genere burocracia con la incorporación de 500 nuevos fiscales y de los inspectores populares.

Entre otras acciones, Méndez destacó el esfuerzo mancomunado del Estado, civiles y militares, para elaborar el “mapa de las mercancías” para evaluar las rutas y comportamientos de consumo en cada región. “La Sundde trabaja en el contrabando interno, revisa la ruta del proceso de abastecimiento, buscando cerrar las filtraciones. El mapa minimizaría el control en la frontera, tendríamos gobernanza de nuestros productos”.

Algunos de los objetivos a corto plazo de la superintendendia son la adecuación continua de precios justos, establecer el marcaje del “pvp” (precio de venta al público), el marcaje de etiquetas en productos que adquiridos con dolar Cencoex o Sicad “para que el pueblo comienza a tener soberanía sobre la divisa”, además de crear las guías de rubros priorizados para garantizar abastecimiento.

Biométrico protege la compra

Por otro lado, Méndez aclaró que la implementación del sistema biométrico o captahuellas, tiene como objetivo principal, proteger la compra de todos los venezolanos, que puedan adquirir todos los productos en una cantidad suficiente y evitar el “bachaqueo”, tanto externo como interno.

Recordó que todos los establecimientos públicos y privados deberán adaptarse a este sistema para que a partir del 30 de noviembre esté implementado.

“Ya un supermercado lo ha venido implementando de manera voluntaria, en el Zulia”, dijo destacando la experiencia exitosa y la voluntad del sector privado para incorporar el sistema.

Con más cajeros menos colas

Respecto al tema de las colas, destacó que éstas tienen raíces en la cantidad de cajas disponibles en los establecimientos para el pago de los productos.

“Hemos declarado la guerra a la cola”, dijo tras detallar lo que constató en días recientes durante una inspección, en la que evidenció que una cola de 1.200 personas era atendida solo nueve cajas de las 29 que tiene el establecimiento.

Asimismo, destacó que en este caso, “la ley entra por casa”, y uno de los primeros establecimientos en los que se atendió este problema fue en la Red de Abastos Bicentenario donde ya se corrigieron las fallas.

Apuntó que los comercios que presenten fallas en el servicio y la operatividad de las cajas, serán multados y deberán aplicar un plan de cinco días hábiles para tener todas las cajas abiertas.

Sistematización

Finalmente, Méndez recalcó que Venezuela cuenta con todos los mecanismos constitucionales y legales, la doctrina militar de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana y la voluntad política del presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro, para enfrentar la guerra económica y el contrabando, y crear un nuevo orden económico.

Sin embargo, considera que la sistematización y el trabajo mancomunado de todos los organismos del Estado, junto al mundo militar y civil, con intercambio constante de información permitirá un mayor control.

Correo del Orinoco

No hay comentarios:

Publicar un comentario