domingo, 24 de enero de 2016

¿QUÉ PASÓ EN LOS ACONTECIMIENTOS DEL 23 DE ENERO DE 1.958?

1.- Hace 58 años, por estos días de Enero, andábamos en agitación y movilización nacional como combatientes por la independencia y la libertad, dirigidos por una organización clandestina, La Junta Patriótica (integrada por el PCV, URD, AD y COPEI), ésta unida, a nivel de su dirección con un movimiento de jóvenes militares del ejército nacional que enfrentando a la dictadura perezjimenista desarrollaron una táctica de unidad nacional, de unidad cívico militar, que al final derrocó el régimen autoritario.

Régimen que surgió del golpe militar del 24 de noviembre de 1.948 contra el gobierno constitucional del novelista-presidente Romulo Gallegos, en donde estuvieron implicados el Pentágono de los Estados Unidos y la oligarquía local, como bien lo denunció meses después, Romulo Gallegos en su primer exilio en La Habana, Cuba, cuando se refirió al norteamericano “Coronel Adams y los militares amamantados desde Washington”.

Vivimos una resistencia popular de 10 años, coyuntura política que concluye con los acontecimientos del 23 de Enero de

2.- Hubo mucha alegría y esperanza patriótica que despertó en el pueblo la sublevación contra el dictador Pérez Jiménez el 23/01/1958. Un río humano de banderas tricolor, vehículos y cornetazos, actos, mítines, encuentros y reencuentro con presos de cárceles y del exilio. El casco histórico de Caracas y la UCV era el centro político donde se hablaba de libertad, democracia y de reivindicaciones sociales y populares. No al autoritarismo.

3.- Pero en la dirección del movimiento no existía una linea programática clara y una estrategia de poder popular por parte de la Junta Patriótica.

4.- El imperialismo y la oligarquía, venían trabajando para llenar el vacío de poder frente a la descomposición político-ideológica del perezjimenismo desde 1.957 y de allí el Pacto de Nueva York organizado por el Departamento de Estado con el apoyo de Romulo Betancourt, Rafael Caldera y Jóvito Villalba, que al final se concretó en el Pacto de Punto

5.- El presidente de la Junta Patriótica, Fabricio Ojeda, mártir y héroe de la resistencia antiimperialista en su carta de renuncia como diputado al Congreso Nacional puntofijista en 1.962 hace un balance político del acontecimiento y su autocrítica para la historia. Conviene leerla y estudiarla al igual que los documentos políticos de la Junta Patriótica desde 1957 y observar sus limitaciones.

6.- Después de los acontecimientos del 23 de enero de 1.958, nada cambió en lo fundamental. El Puntofijismo fue un régimen delictual: corrupción administrativa, entrega de la soberanía y de los recursos minero-petroleros del país, fue represivo, autoritario, con un saldo de muertes, desaparecidos, torturados, masacres, exilados, violadores de los derechos humanos en donde se practicó el Terrorismo de Estado al margen de la Constitución de 1.961; no fue un régimen democrático.

7.- Las enseñanzas de esta rebelión hace 58 años, muchas: ausencia de una vanguardia político-revolucionaria que expresara la historia de nuestro pueblo, su programa popular, sus luchas, las reivindicaciones sociales y políticas adoleciendo de una dirección capaz, sabia, culta, popular y unitaria que entendiera el momento político que vivíamos y las circunstancias históricas de la larga coyuntura de resistencia. 

7.1.- Ausencia de un mando único articulado democráticamente a nuestro pueblo y que la pudiéramos observar, ver de bis a bis, de usted a usted, de camarada a camarada...en fin ausencia de una política de acuerdo a las exigencias del momento y de un plan en función del poder; nos cambiaron a Pérez Jimenez, Laureano Vallenilla Lanz y Pedro Estrada por la Junta de Gobierno con Wolfang Larrazabal, Eugenio Mendoza, Blas Lamberti y otros militares.

La burguesía parasitaria y estéril como alguna vez lo señaló el escritor Orlando Araujo, continuó en el poder.

Fernando Soto Rojas
Caracas, 21 de enero de 2.016

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada