jueves, 20 de febrero de 2014

OBAMA ARREMETE CONTRA VENEZUELA: APOYA A GRUPOS VIOLENTOS (+VIDEO)


  

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, reafirmó su doble moral con Venezuela, cuando tildó de “inaceptable” la violencia que grupos de derecha han desatado en varias ciudades del país y al mismo tiempo exigió al Gobierno liberar a los manifestantes detenidos, precisamente, por emprender acciones fascistas que alteran la tranquilidad del pueblo venezolano.

“Junto con la Organización de Estados Americanos, llamamos al Gobierno de Venezuela a liberar a los manifestantes detenidos e iniciar un diálogo real”, pidió Obama; pero sin “exigir” a las fuerzas de choque de la oposición que cesen las protestan vandálicas que atentan con el bienestar social.

En ese aspecto, se limitó a decir que “todas las partes tienen que trabajar conjuntamente, abstenerse de la violencia y restaurar la tranquilidad”, pero sin mencionar los llamados a la paz y al diálogo que ha hecho el Gobierno y que han sido obviados por la oposición.

De igual manera, el mandatario estadounidense consideró como “legítimos” los reclamos de los manifestantes en Venezuela, tan solo un día después que decenas de ciudadanos en su país fueran detenidos frente a la Casa Blanca por reclamar pacíficamente una reforma migratoria.

En un mensaje ofrecido desde México, al término de la Cumbre de líderes de América del Norte, Obama rechazó la expulsión de tres funcionarios que laboraban en la embajada estadounidense en Caracas, rechazando las acusaciones del Gobierno venezolano y sin abrir una investigación para determinar si estas son reales o no.

El pasado lunes, el Ejecutivo venezolano expulsó a los tres funcionarios por estar activamente participando en la promoción y organización de los grupos que generan violencia en el país, entregando un conjunto de pruebas al Estado estadounidense.

Además, días atrás, el presidente Nicolás Maduro denunció una serie de amenazas lanzadas desde Washington, entre ellas que “el arresto del señor Leopoldo López podría causar consecuencias negativas en sus ramificaciones internacionales”.

“Hoy el monstruo decidió actuar y sacar su rostro. Esto es distintivo, detrás está el imperio que quiere atacar la patria. Son exigencias inaceptables e insolentes (…) Mandé a responder diplomáticamente y como debe ser”, señaló Maduro.

Estados Unidos se refirió a la detención del vocero de la oposición, Leopoldo López, quien es señalado como uno de los autores intelectuales de la violencia fascista que, en una semana, ha dejado al menos seis muertos en Venezuela.

No hay comentarios:

Publicar un comentario