lunes, 6 de abril de 2015

Somos la Patria de la Esperanza Latinoamericana Por Douglas J. Belisario Castro

Si bien el gobierno de los Estados Unidos sigue tratando de acorralar a países, como es el caso de Venezuela y otros tantos, con planes de desestabilización, decretos ejecutivos, injerencia y guerras tecnológicas; también es verdad que los pueblos siguen firmes demostrando que la era imperialista está llegando a su final. Potencias mundiales y pueblos, el Grupo 77 más China que agrupa a 134 países, además de Rusia, el Alba, Petrocaribe, Mercosur, la Celac y otros más, han aseverado que Venezuela es un Pueblo de Paz, de esperanza, de trabajo y no representa ninguna amenaza al gobierno ni al pueblo norteamericano. ¡Es la verdad!.

La recién agresión por parte del norte a nuestro país es sinónimo de la desesperación de esta nación por derrocar el proyecto Bolivariano iniciado por Hugo Chávez en el año 1999, que ha inspirado el resurgimiento de corrientes democráticas socialistas que trabajan de la mano de un pueblo que no responde a un sector burgués, por lo tanto afecta a los intereses económicos y voraces del Imperio.

La distribución del presupuesto nacional y de los recursos económicos para el mayor beneficio de la población vulnerable, además de la creación de las misiones y grandes misiones sociales que impulsan el desarrollo integral del pueblo venezolano parece ser el blanco de los ataques imperialistas. 

El modelo socialista que hemos asumido y que seguimos desarrollando cada día con mucho esfuerzo y compromiso, no es rentable para los planes capitalistas burgueses y de sus títeres formados en el país. Darle el poder al pueblo no es parte de sus métodos. Para ellos, las poblaciones deben estar agobiadas ante un supuesto desastre económico y problemas tramados por ellos mismos. De esta manera, quieren hacer valer la excusa de la intervención con falsas ayudas o inyección de recursos que de modo aparente vienen a mejorar la economía del país donde han ejecutado su plan.

La campaña mediática nacional e internacional debe jugar un papel preponderante en esto. Estados Unidos ha creado una falsa justificación para tener a los gobiernos doblegados a sus intereses. Adueñarse de las riquezas de sus hidrocarburos y convertir en su patio trasero la tierra intervenida en nombre de la democracia mundial. Se equivocaron de pueblo. Aquí están los Hijos de Bolívar para hacerles frente.

Esta circunstancia engrandece en unidad a nuestro país. El pueblo fue formado en los principios más humanistas y democráticos de participación y protagonismo en el quehacer diario de la nación, es decir Gobierno y Pueblo aprendieron a gobernar juntos, y es que esta Patria fue despertada y activada en las luchas cotidianas del pueblo para siempre por el Comandante Supremo de la Revolución Bolivariana Hugo Chávez Frías y por ello millones de personas, se restean hoy con el país y exigen que se derogue el decreto de Obama, así como exigen respeto a la soberanía de nuestra tierra. Estamos movilizados.

¡Pueblo valiente el venezolano! Sin duda. Cuanto coraje hay en las mujeres y madres e infinito amor a este pueblo por parte de los gobernantes, Nicolás Maduro al frente de esta batalla; también en los patriotas y militantes de nuestras fuerzas revolucionarias, misiones, obreros, estudiantes, amas de casa y en todas partes. Que tremenda la pasión por la Patria por continuar los planes y proyectos de reivindicaciones que propuso Chávez en el Plan de la Patria, ahora convertida en Ley. Somos un pueblo trabajador y leal a los principios socialistas. Es allí donde nos encontramos cada día. En la fortaleza de la conciencia Revolucionaria, esa que nos precisa y alerta para defender lo que hemos logrado en tantas otras luchas. Nada ni nadie podrá regresarnos a los años 80 o 90 o más atrás. ¡Nadie! Somos la Patria de la Esperanza Latinoamericana. Asumamos eso con profunda convicción. 

dbelisario@gmail.com
@dbelisario1
PIN:28917958

No hay comentarios:

Publicar un comentario