sábado, 18 de octubre de 2014

Serra: un crimen intencional

 Robert Serra fue asesinado el pasado miércoles en su residencia en Caracas(Photo: VTV).
El asesinato del diputado Robert Serra no parece un crimen aislado, según las constantes denuncias del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, y el ministro de Interior venezolano Miguel Rodríguez Torres, que han detallado la intencionalidad y planificación selectiva de la violencia, así como la implicación de Álvaro Uribe Vélez.

La noche de este miércoles, fueron asesinados el diputado a la Asamblea Nacional (AN) por el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), Robert Serra, y su compañera, la militante socialista María Herrera, en su residencia ubicada en la popular parroquia La Pastora del municipio Libertador de Caracas (centro).

El crimen consternó a los militantes y simpatizantes de la tolda roja, y la juventud venezolana, quienes exigen dar con el paradero de los autores materiales e intelectuales de esta “macabra encomienda”, a juicio del ministro para Relaciones Interiores, Justicia y Paz, Miguel Rodríguez Torres.

“Según las primeras experticias realizadas y basados en el principio de la máxima experiencia de investigación criminal inferimos que no se trata de un hecho azaroso cometido por la delincuencia común. Estamos en presencia de un homicidio intencional, planificado y ejecutado con gran precisión (…) en un tiempo de entre 15 y 20 minutos, y utilizando un arma de tipo punzo penetrante, la cual produjo la muerte por un shock hipovolémico en ambas personas, detalló el ministro en rueda de prensa este jueves.

Así mismo, Rodríguez Torres afirmó que los cuerpos de investigación del Estado continuarán investigando y “no descansaremos en la lucha contra las fuerzas del mal, el terrorismo, el paramilitarismo, la delincuencia organizada y toda forma de violencia”.

En ese sentido, el crimen del líder de la Juventud del PSUV contiene unos antecedentes que dan cuenta de los planes que se han venido gestando en contra de la Revolución Bolivariana -denunciados en reiteradas ocasiones por el ministro Rodríguez Torres- por parte de sectores de la derecha nacional junto a factores externos, como el paramilitarismo colombiano, en conexión con Álvaro Uribe Velez.

Asesinato de Eliécer Otaiza

El 26 de abril de este año, el militante del PSUV y presidente del Concejo Municipal del Libertador en Caracas (capital), Eliécer Otaiza, fue asesinado de cuatro disparos y su cuerpo hallado con signos de tortura, por funcionarios policiales entre los sectores de La Araguata y San Andrés en el municipio El Hatillo del estado Miranda (norte).



Otaiza participó en la revolución cívico militar del 27 de noviembre de 1992, miembro del Movimiento V República y en 1999 fue uno de los asambleístas en la Asamblea Constituyente; siendo éste quien propusiera el nombre "República Bolivariana de Venezuela".

El primero de mayo, el presidente Nicolás Maduro denunció la campaña mediática que se orquestó desde Estados Unidos para presentar el asesinato de Otaiza como un hecho aislado.

Aseguró que “la muerte de Otaiza fue planificada desde Miami”y fustigó a la prensa de la burguesía venezolana por querer manipular a la población.

“Empezó una operación con periodistas tarifados de la prensa venezolana para completar el asesinato de Otaiza que fue planificado como falso positivo para que fuera presentado ante la opción pública como un hecho violento más", dijo Maduro durante un acto con la clase obrera en el marco de la celebración del Día del Trabajador.

"Lo prepararon desde Miami, tenían meses alentando el asesinato de Otaiza (…) y lo denuncio con indignación porque Otaiza fue un hombre bueno. Fue torturado antes de morir", añadió el jefe de Estado.

El ministro de Interior, Miguel Rodríguez Torres, reafirmó lo dicho por el presidente Maduro y ya advertía sobre las pretensiones de los sectores de ultraderecha, expresando que “el golpe de Estado continuado que lleva a cabo la derecha venezolana en el país, está entrando en una fase de asesinatos selectivos y están tratando de instaurar planes terroristas para atemorizar a la población”.

“Nos preocupa que puede venir una fase de asesinatos selectivos, y acciones terroristas. Hemos visto como han venido personas desde afuera para operar en Venezuela” había dicho el ministro venezolano durante entrevista exclusiva para teleSUR el pasado 2 de mayo.

Rodríguez aclaró que este nuevo intento de derrocar al gobierno socialista que se instauró en Caracas con la llegada al poder del Comandante Hugo Chávez, está siendo planificado desde el año 2009 con ayuda internacional, para evitar la operación de los organismos de inteligencia y “nos preocupa que la extrema derecha de la oposición que se niega a dialogar, puedan tomar acciones de carácter terrorista”, recalcó Rodríguez.

Por el hecho, fueron aprehendidos y acusados por homicidio calificado cometido con alevosía tres jóvenes, mientras las investigaciones para arrestar a los autores intelectuales continúan.

Caso Lorent Gómez Saleh

A mediados de septiembre, se develaron una serie de pruebas audiovisuales que incriminan directamente a Lorent Saleh, visible integrante juvenil de la ultraderecha política, en la llamada “Operación Libertad”.

Para el 23 de septiembre, el ministro Rodríguez Torres mostró a la prensa un tercer video donde Saleh expresa al detalle los planes violentos a emplear para el mes de octubre contra objetivos seleccionados.


“Los muñecos que hay que neutralizar están identificados”.

Así se expresó refiriéndose así a las 20 líderes populares del chavismo sobre quienes iban dirigidas las acciones terroristas en el territorio venezolano, un plan que estaba previsto llevarse a cabo en 48 horas en el mes de octubre.

“Cada fusil R-15 nos cuesta mil 500 dólares, las granadas nos salen como en 80 mil pesos (unos 40 dólares), tenemos campamentos de entrenamiento, instructores capacitados, un chaleco antibalas 350 dólares, una pistola 9mm en 500 dólares (…) tenemos tipos listos, lo que necesitamos es un mínimo de equipos”, explicó Saleh.

“Si gana (Óscar) Zuluaga cambia la vaina (…) todo será más fácil”, expresó Saleh sobre el excandidato del llamado Centro Democrático y pieza táctica de Álvaro Uribe Vélez para sus objetivos contra Venezuela.



“Tenemos un grupo de colombianos y venezolanos (…) unos 20 chamos de élite, dos grupos de 10, y no necesitamos más porque son cosas puntuales”, indicó sobre el grupo que ejecutaría los asesinatos.

Vea el tercer video de Lorent Saleh aquí

Declaraciones de Robert Serra

En una entrevista exclusiva con teleSUR el 16 de septiembre, a raíz del surgimiento del primer video de Lorent Saleh, el diputado Robert Serra, afirmó que la ultraderecha está unida a Álvaro Uribe para derrocar al Gobierno Bolivariano.

Serra dijo que desde su perspectiva, el video de los jóvenes Lorent Saleh y Gabriel Valles dejó demostrado "los planes de Uribe por derrocar a Nicolás Maduro".

"Ha quedado claro el vínculo de Uribe con la derecha venezolana, un vínculo que la oposición negaba (...) Pero es obvio que Uribe no halla como drenar su fracaso político en Colombia y por eso orienta sus acciones en Venezuela", expresó el diputado.

Por otro lado, Serra también dijo que así como el video difundido el 15 de septiembre "dio respuestas", también "dejó preguntas", pues "luego de entender que los planes violentos opositores no solo buscan derrocar al Gobierno sino acabar con las vidas inocentes de muchos en el país", vale la pena preguntarse: ¿Quién está detrás de esto? y ¿quién financia estas operaciones?".



Amenaza del diputado de derecha Carlos Berrizbeitia

El diputado por al autodenominado Proyecto Venezuela (PV), Carlos Berrizbeitia, en su intervención del 30 de septiembre en la Asamblea Nacional lanzó una advertencia al bloque socialista.

“No importa, ustedes tienen los días contados”, afirmó de manera amenazante el diputado de la derecha.

De su parte, el diputado y presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, rechazó los comentarios de Berrizbeitia y aclaró que la bancada oficialista tiene mayoría en el hemiciclo y en el pueblo venezolano.

“No hay chantaje que valga. Aquí ustedes no son mayoría y no son mayoría en el pueblo en la calle (…) aquí no vamos a negociar absolutamente nada con esa derecha que está acompañada del fascismo. Si no, entonces explíquenme ¿que significa que tenemos los días contados?¿Uribe Vélez será? Tenemos los días contados y (así) hablan de arrogancia (…) no sé hasta dónde van a llegar, y no estoy amenazando a nadie. Eso es usted (Berrizbeitia) que amenaza porque tiene a Lorent Saleh detrás”, afirmó de manera contundente el diputado Cabello.

No hay comentarios:

Publicar un comentario