domingo, 10 de abril de 2016

Hace 8 años el comandante Chávez ordenó nacionalizar la Siderúrgica del Orinoco

Siderúrgica Del Orinoco

En la madrugada del 9 de abril de 2008, el entonces vicepresidente Ejecutivo de la República Bolivariana de Venezuela, Ramón Carrizales, anunció la decisión del comandante Hugo Chávez Frías de iniciar el proceso de nacionalización de la Siderúrgica del Orinoco (Sidor), la mayor acería del país y cuya planta se ubica en la Zona Industrial Matanzas, de Ciudad Guayana, estado Bolívar.

Este anuncio fue hecho al término de una larga reunión entre representantes del Gobierno Nacional y voceros sindicales de Sidor, que se efectuó en Ciudad Guayana, en la que se discutió la situación de la masa laboral de esta acería ante los constantes atropellos por parte de la empresa Ternium, principal accionista del Consorcio Amazonia.

Este consorcio había comprado la empresa en 1997 durante la ola privatizadora que llevó adelante el gobierno neoliberal de Rafael Caldera, proceso que encabezó su entonces ministro de Planificación, Teodoro Petkoff.

De inmediato el Consorcio Amazonia inició una política de terror y atropello contra la masa laboral, al despedir a 13.000 de sus 18.000 trabajadores y recontratando a la mayoría bajo contratos tercerizados con beneficios muy inferiores a los que tradicionalmente canceló esta factoría a sus trabajadores.

El catalizador para esta decisión del comandante Chávez fue el clima de conflictividad y atropellos iniciado por el grupo Ternium, principal accionista de Sidor, durante más de 15 meses de negociaciones de una nueva convención colectiva.

Con esta decisión, el Gobierno Revolucionario también ratificó el carácter estratégico de Sidor y de las cadenas productivas del hierro, acero y aluminio y ratificó la importancia de que estas estén al servicio de las necesidades del país y no de los intereses particulares de grupos capitalistas.

Además se establecieron políticas firmes contra la tercerización de contratos en todas las empresas públicas y se dignificó desde el punto de vista social y económico a trabajadores activos, jubilados y familiares sobrevivientes.

AVN

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada