domingo, 27 de abril de 2014

Frutoterapia, el arte de sanar con frutas

Escrito por María Alicia Venegas @revista_gala / @maliciavenegas

Los frutos de la tierra son ricos en sustancias nutricionales indispensables para nuestro organismo, esas que, utilizadas de la manera correcta, pueden llegar a convertirse en una excelente alternativa medicinal. Acompáñenos a descubrir las bondades de las frutas, sus diferentes aplicaciones y cómo estas pueden ayudarnos a curar un sinfín de afecciones y patologías

Como su nombre les debe haber hecho suponer, la frutoterapia es una técnica basada en el estudio de los componentes nutritivos y medicinales presentes en las diferentes frutas, las cuales suelen poseer grandes dosis de proteínas, vitaminas, sales minerales, oligoelementos y demás sustancias benéficas que nos ayudan a metabolizar otras tantas, mientras actúan sobre los órganos afectados por diversas enfermedades.

Su objetivo principal es lograr una canalización más efectiva de la alimentación, con el único propósito de conseguir una vida más sana, eliminar los malos hábitos y reducir el consumo de sustancias nocivas para la salud como refrescos, enlatados, chucherías y embutidos, sustituyéndolos por jugos naturales y frutas frescas y aprovechando su larga lista de beneficios terapéuticos.

Con respecto a esto, Hipócrates solía decir "que tu alimento sea tu único medicamento”, lo que evidencia que esta interesante técnica se ha venido implementando desde hace muchísimo tiempo en diferentes rincones del mundo, sin embargo, no fue sino hasta hace relativamente poco cuando se decidió tomar en serio el estudio de las bondades y características particulares de cada fruta.

Fue así como comenzaron a hacerse montones de investigaciones que finalmente precisaron sus posibles aplicaciones y sus beneficios en la prevención y tratamiento de las enfermedades, descubriendo que no todas cumplen las mismas funciones ni surten el mismo efecto en todos los seres humanos.

Para cada enfermedad...

- Ciruela: Cansancio y gripe

- Cereza: Problemas de la vesícula biliar

- Coco: Lombrices, anemia y agotamiento mental

- Fresa: Hipertensión, estreñimiento, acidez, diabetes y reumatismo

- Guayaba: Anemia, afecciones cardíacas e hipertensión

- Limón: Mala digestión, defensas bajas, colesterol alto e infecciones

- Mandarina: Intoxicaciones y enfermedades respiratorias

- Manzana: Mala circulación, colesterol alto, estreñimiento, arterosclerosis y obesidad

- Melocotón: Intestino perezoso.

- Melón: Diabetes, padecimientos de la piel e infecciones

- Naranja: Gripe

- Lechosa: Acidez estomacal, amibiasis y colon inflamado

- Pera: Regula los intestinos

- Piña: Parásitos intestinales, bronquitis, cistitis, dolor de garganta y resfriados

- Cambur: Asma, calambres, depresión y estrés

- Toronja: Colesterol, quema grasa y elimina la retención de líquidos

- Uva: Antioxidante, hipertensión, anemia y limpia la sangre  
 
Milagro en vasos

- Para la artritis: Licuar el zumo de un limón y una rebanada de lechosa, beber enseguida 2 veces al día. Este jugo elimina las impurezas de la sangre, aumenta las defensas, es antiinflamatorio y ayuda a calmar el dolor de las articulaciones.

- Para la hipertensión: Licuar 2 rebanadas de piña y 2 de lechosa en 1/2 taza de agua. Tomar en la mañana cuatro veces por semana. Esta bebida mejora la circulación, disminuye la presión alta, es depurativo y limpiador.

- Para subir las defensas: Licuar el jugo de un limón y 3/4 de taza de frambuesas. Con esto mantendrá sus nervios en buen estado, aumentarán sus defensas y será más resistente a las infecciones.

- Contra el colesterol malo: Licuar 2 dientes de ajo, 1 zanahoria mediana y 1 remolacha pequeña. Este bebedizo es eficaz en la lucha contra las infecciones, depura la sangre y promueve la circulación.

- Para la sinusitis: Licuar guayaba, toronja y mango. Tomar de inmediato preferiblemente en la mañana. Los ingredientes de este jugo tienen propiedades descongestionantes y estimulan al organismo a combatir las infecciones.

- Contra la retención de líquidos: Licuar 1 vaso de jugo natural de piña y 2 tallos de celeri. Tomarlo todas las mañanas. Este brebaje es diurético, ya que su potasio neutraliza el sodio y ayuda a eliminar el agua retenida en el cuerpo.

- Para el resfriado: Licuar 2 puñados de fresas y el jugo de 2 naranjas. Beber un vaso tres veces por semana. Esta bebida tiene propiedades depurativas y su alto contenido de vitamina C favorece la recuperación de resfriados y gripes.

- Contra la gastritis: Licuar 2 zanahorias medianas y 1 manojo pequeño de espinacas. Beber un vaso en ayunas durante una semana. Esto protege el estómago, evita la formación de úlceras, fortalece la mucosa estomacal, mejora la digestión y combate los gases.

Consejos y recomendaciones

- Las frutas deben comerse antes o después de las comidas, jamás durante

- Para el desayuno, se recomiendan frutas ácidas como naranja, piña, uva o parchita

- Para el almuerzo son ideales las ricas en ácidos grasos como aguacate, almendras o nueces

- En la cena, lo aconsejable es comer las dulces como lechosa, manzana o pera

- Consumir cítricos antes de acostarse, podría perjudicar las células del hígado

- El azúcar agregada destruye las sustancias nutritivas y terapéuticas de las frutas

- No es bueno mezclar la patilla con otra fruta, leche, ni licor, pues puede adquirir hasta un 3% de arsénico, un tóxico que afecta al corazón

- La piña no debe mezclarse con ácidos lácteos ni naranja, pues genera sustancias dañinas que producen flatulencia, lesiones en el páncreas y dolor de cabeza

- El melón no es compatible con leche ni frutas ácidas

- La mezcla frecuente de limón y sal puede bajar los niveles de glóbulos rojos

- No es bueno tragarse las semillas, pues suelen contener ácido cianhídrico (cianuro)

¿Sabía usted que...?

- El tomate es maravilloso para revitalizar a las personas sometidas a quimioterapia

- Para regenerar el colágeno, nada mejor que kiwi en la mañana e higos en la tarde

- El jugo de higo con leche y miel es perfecto para combatir la osteoporosis

- El jugo de parchita suele producir impotencia y frigidez, pero si la fruta es previamente cocinada, se convierte en un gran afrodisíaco

- El jugo de mora es perfecto para combatir la presión alta

- Un pera picada mezclada con miel ayuda a prevenir los problemas de próstata

- Tomar un vaso de jugo de piña durante 10 mañanas acaba con los parásitos intestinales

- El melón en la mañana ayuda al aparato digestivo y en la noche a bajar de peso

- La mandarina arrastra el plomo y los metales que recibe el organismo por la contaminación ambiental.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada