sábado, 27 de septiembre de 2014

Dengue y chikungunya: ¿Cómo se diferencian?

La educación en el hogar y la comunidad es vital
 
El más reciente balance epidemiológico emitido por el Ministerio del Poder Popular para la Salud detalló que, hasta la semana 35 del presente año, se han contabilizado 1.342 casos sospechosos de chikungunya en Venezuela, de los cuales 432 son positivos, al tiempo que tres personas han fallecido por esa fiebre. En cuanto al dengue, las autoridades han confirmado un total de 48.827 casos en 2014.

Ante ello, la titular del Despacho, Nancy Pérez, anunció la semana pasada que el Gobierno Nacional intensificará la campaña de saneamiento para evitar la proliferación de mosquitos en todo el país y así prevenir la propagación de estas enfermedades víricas transmitidas al ser humano por los mosquitos Aedes aegypti y Aedes albopictus.

En esa oportunidad, hizo un llamado a la población para que evite los criaderos de mosquitos que se pueden originar con la acumulación de agua en envases destapados, así como en cauchos que no se estén utilizando.

Precisamente, para reforzar la protección ciudadana ante estas enfermedades, este martes 23 de septiembre se instaló el Estado Mayor Nacional para la prevención del dengue y chikungunya, dirigido por la ministra Pérez, y con participación de los consejos comunales, a fin de concretar acciones y nuevos métodos de trabajo que permitan hacer frente a estos virus.

Es de resaltar que aunque la chikungunya y el dengue presentan síntomas parecidos, ambas dolencias se manifiestan con fiebre, dolor de cabeza, malestar general, dolor muscular, oseo y retro-ocular.

"El dengue puede ser clasificado en dengue, dengue grave y dengue muy grave. El grave es el que afecta y disminuye el número de plaquetas por debajo de 100.000, mientras que la chikungunya no afecta las plaquetas, a menos que haya un enfermedad asociada. Por eso es importante que cuando una persona tiene fiebre no debe automedicarse sino ir al médico. No hay vacuna para estas enfermedades", explicó la ministra Pérez.

Datos de interés

Chikungunya es una infección causada por el virus chikungunya, de tipo arboviral, mientras que el dengue es una enfermedad infecciosa causada por el virus del dengue, del género flavivirus o estegomia calopus.

El mosquito que transporta el virus de chikungunya pica en el día y la noche, el del dengue, mayormente de día. Estos mosquitos habitan en los alrededores de edificios en zonas urbanas.

La educación de todos los miembros del hogar y la comunidad en general es vital para evitar estas enfermedades. Por lo que se recomienda eliminar los criaderos de mosquitos (envases con agua, tanques destapados) y evitar dormir sin mosquiteros. En cuanto al tratamiento, no existe alguno para la enfermedad en sí, pues lo que se busca es aliviar los síntomas.

Síntomas del chikungunya

La fiebre Chikungunya se caracteriza por la aparición súbita de alta temperatura corporal, generalmente acompañada de dolores articulares. Otros signos y síntomas frecuentes son: dolores musculares, dolores de cabeza, náuseas, cansancio y erupciones cutáneas. Los dolores articulares suelen ser muy debilitantes, pero generalmente desaparecen en pocos días.

La mayoría de los pacientes se recupera completamente, salvo algunos casos en los cuales los dolores articulares pueden durar varios meses, o incluso años. Se han descrito casos ocasionales con complicaciones oculares, neurológicas y cardíacas, y también con molestias gastrointestinales.

En ese sentido, las complicaciones graves no son frecuentes, pero en personas mayores la enfermedad puede contribuir a la muerte. Como no tiene tratamiento curativo, el tratamiento se centra en el alivio de los síntomas.

Síntomas del dengue

El dengue es una enfermedad de tipo gripal que afecta a bebés, niños pequeños y adultos, pero raras veces resulta mortal. Se sospecha que una persona padece dengue cuando una fiebre elevada (40°C) se acompaña de dos de los síntomas siguientes: dolor de cabeza muy intenso, dolor detrás de los globos oculares, dolores musculares y articulares, náuseas, vómitos, agrandamiento de ganglios linfáticos o salpullido.

Los síntomas se presentan al cabo de un periodo de incubación de 4 a 10 días después de la picadura de un mosquito infectado y por lo común duran entre 2 y 7 días.

Por su parte, el dengue grave es una complicación potencialmente mortal porque cursa con extravasación de plasma, acumulación de líquidos, dificultad respiratoria, hemorragias graves o falla orgánica. Los signos que advierten de esta complicación se presentan entre 3 y 7 días después de los primeros síntomas y se acompañan de un descenso de la temperatura corporal (menos de 38 °C).

En este caso, se presentan síntomas como: dolor abdominal intenso, vómitos persistentes, respiración acelerada, hemorragias de las encías, fatiga, inquietud y presencia de sangre en el vómito.

Principales diferencias

Una de las diferencias entre el dengue y chikungunya es que con la chikungunya, la persona sufre erupciones y picazón de manos y pies, síntomas que no se presentan con regularidad entre quienes son diagnosticados con dengue, pues en estos casos lo más acentuado es la fiebre elevada y cansancio.

Tanto la chikungunya como el dengue se transmiten de la misma forma, por mosquitos, sin embargo, el dolor en las articulaciones que provoca la chikungunya obliga a las personas a encorvarse.

Ambos virus son conocidos como "la fiebre de los diez días", aunque la del dengue puede durar un poco menos (entre cuatro y siete días) y la del chinkungunya, entre cuatro y diez días.

No hay comentarios:

Publicar un comentario